Croquetas de Chorizo

Ingredientes

¼ taza (½ barra) de mantequilla sin sal

½ cebolla, bien picada

½ taza de harina de trigo (para todo uso), y algo más para rebozar

1½ taza de leche entera, caliente hasta el punto de hervir

1 paquete (3.5 oz.) de Chorizo GOYA muy bien picadito (en trozos pequeños)

¾ taza de Queso Manchego, rallado

¾ cdta. de Adobo con Pimienta GOYA

2 cdas. de perejil fresco picado

1 huevo batido con 2 cucharadas de agua

¾ taza de Pan Rallado Hecho con Sazonador Total GOYA

Aceite Vegetal GOYA para freír

 

Procedimiento

Calentar la mantequilla en un recipiente de tamaño mediano a fuego lento-medio hasta que se derrita y burbujee. Añadir cebollas al recipiente; cocinar, removiendo de vez en cuando hasta que queden translúcidas, por unos 10 minutos. Incorporar la harina con una batidora de mano y batir de vez en cuando hasta que quede bien mezclada, por unos 2 minutos. Subir a fuego medio-alto. Añadir lentamente la leche caliente batiendo la mezcla hasta que quede suave. Dejar que la mezcla se caliente hasta hervir. Cocinar a fuego lento removiendo constantemente hasta que espese, por unos 4 minutos. Incorporar el chorizo y cocinar durante 1 minuto más. Retirar el recipiente del fuego y añadir el Queso Manchego, el Adobo y el perejil. Pasar la mezcla a base de leche a un recipiente y enfriar por completo en el refrigerador durante al menos 1 hora.

Con las manos trabaje la masa dando la forma de palitos de unas 2 pulgadas de largo y una de ancho. Repetir este proceso con el resto del relleno hasta hacer 26 palitos.

Poner la harina, los huevos y el pan rallado en platos separados. Cubrir los palitos con harina y retirar el exceso, rebozar en el huevo y cubrir con el pan rallado presionando para que se adhiera el pan; ir colocando los palitos en una bandeja de hornear.

Calentar una pulgada y media de aceite en una olla honda de fondo grueso a fuego medio-alto hasta que se caliente pero sin que llegue a humear (350°F). Freír las croquetas por tandas, con cuidado de no poner demasiadas en la sartén, y hasta que se doren bien y queden calentitas por dentro, en unos 2 minutos por tanda. Pasar las croquetas a una bandeja cubierta de papel de cocina para que se escurran. Servir calientes.