Misión

Los miembros de la gran familia GOYA reafirmamos cada día nuestra misión de manufacturar y distribuir los productos de la más alta calidad y excelencia en la industria de alimentos. Trabajamos con dedicación para hacer crecer en forma sostenida a nuestra empresa para el beneficio de nuestros suplidores, clientes y consumidores. Somos una empresa con alto sentido de responsabilidad social hacia las comunidades a las que servimos.

Visión

Aspiramos a que cada día se fortalezca nuestro liderato en la industria de alimentos mediante el compromiso con nuestra misión con nuestro lema “Si es GOYA… tiene que ser bueno” y con nuestros valores institucionales.

Historia

GOYA fue fundada en el año 1936 por Prudencio Unanue y Carolina Casal, ambos de nacionalidad española que emigraron a América en busca de una mejor calidad de vida. El señor Unanue había comenzado un negocio para la representación, importación y distribución de productos españoles en el área de Nueva York bajo el nombre inicial de P. Unanue y posteriormente Unanue & Sons, Inc. Al estallar la Guerra Civil Española, en 1936, la embarcación de productos quedó suspendida. Fue entonces que un amigo, llamado José Calderón, le ofreció vender varios productos de otros países. Entre ellos unas sardinas que tenían la marca GOYA.

 

Con el inicio de la emigración puertorriqueña hacia Nueva York en la década de los 40’s, don Prudencio comenzó a buscar un proveedor responsable de gandules para satisfacer la demanda de consumo. Al viajar a Puerto Rico para encontrar a un suplidor que le pudiera suministrar los gandules en forma constante, responsable y de buena calidad, también encontró que la fábrica de envase, propiedad del gobierno, estaba a la venta. Al mismo tiempo, don Prudencio adquirió la marca Goya a cambio de un dólar. Así, en 1949, se estableció la primera fábrica de gandules GOYA en la Calle William Jones en Río Piedras, Puerto Rico. Al mismo tiempo, el nombre de la empresa fue cambiado a GOYA, Inc. Don Prudencio jamás soñó que éste sería el resorte que impulsaría un crecimiento que hoy no tiene límites.

 

Los jugos de frutas tropicales, aceitunas, especias, habichuelas y la salsa de tomate forman parte de la línea que hoy cuenta con más de 2,400 productos diferentes bajo la marca GOYA.

 

GOYA posee fábricas y/o centros de distribución en Bayamón, Puerto Rico; Sevilla y Madrid, España; San Cristóbal, República Dominicana; Secaucus y Pedricktown, New Jersey; Buffalo y Long Island, Nueva York; Miami y Orlando, Florida; Chicago, Illinois; Los Ángeles, California; Houston, Texas; Webster, Massachussets, Prince George, Virginia y Atlanta, Georgia.

 

Tres generaciones de la familia Unanue han participado en el extraordinario éxito de GOYA. Esta sólida y tradicional compañía es la imagen real de una empresa familiar con varios miembros de la tercera generación, hijos de Joseph, Frank y Antonio Unanue, al frente de la empresa. Junto a ellos, más de 3,500 empleados constituyen la fuerza motora que la mantiene en su liderato.La trayectoria puertorriqueña de GOYA se inició con la compra de la fábrica de gandules en 1949. En 1953, se adquirió un terreno en Bayamón donde se construyó un edificio de 20,000 pies cuadrados para albergar la operación de manufactura y oficinas administrativas. El edificio fue ampliado varias veces ante la demanda de los productos, lo que hizo necesario el crecimiento y la construcción de nuevas líneas de producción. Hoy, GOYA de Puerto Rico cuenta con un complejo industrial de casi un millón de pies cuadrados.

 

En Bayamón se elaboran o envasan 288 productos (SKU’s) tales como gandules, habichuelas, especias, jugos y néctares, adobo, salsa de tomate, sofrito, salsa de espaguetis, recaíto y achiotina, entre otros. Además cuenta con fábricas para la manufactura de latas, tapas abrefácil, botellas y tapas de plástico, corte de metal y decorado de las latas.

 

Por más de siete décadas, esta empresa con tradición puertorriqueña se siente orgullosa de proveer productos de la más alta calidad. Es una empresa familiar que ha crecido verticalmente sostenida por empleados altamente capacitados, una millonaria inversión publicitaria y de responsabilidad social, así como un servicio de calidad y excelencia a los supermercados, colmados y tiendas de comestibles a lo largo y ancho de Puerto Rico.

 

GOYA es también sinónimo de triunfo para Puerto Rico en el exterior. Su gran variedad de productos se exporta desde la Isla hacia el Caribe, Europa y prácticamente todos los Estados Unidos.

 

GOYA mantiene su lema “Si es GOYA… tiene que ser bueno” como parte de su filosofía corporativa y al que le es fiel tanto los miembros de la familia Unanue como todos los empleados de esta gran empresa.

Videos